Cuando hablamos de algas alimentarias, tenemos que considerar dos aspectos muy importantes como son sus propiedades organolépticas y sus propiedades nutricionales.

A nivel organoléptico, las algas se caracterizan fundamentalmente por su aroma y sabor, aunque existen otras importantes a tener en cuenta en su uso culinario como su textura o gama de colores. Y…¿a qué saben las algas? Cuando hablamos del sabor de las algas nos referimos a un sabor que recuerda al marisco, especialmente connotaciones relacionadas con los crustáceos (nécora, centollo…), bivalvos (mejillones, almejas…) o cirrípedos (percebes), y no tan relacionado con el pescado como la gente se piensa: un aroma marino, esencia salitrosa pura, que después de cocinado gana en el mismo sentido. Son verduras con sabor a mar!

A nivel nutricional, debemos destacar los enormes aportes de nutrientes y propiedades beneficiosas que estas delicias pueden aportar a una dieta sana: contienen un gran porcentaje de proteínas (hasta el 25%), muy superiores a los vegetales terrestres. Son ricas en sales minerales y oligoelementos, así como una gran cantidad de vitaminas y antioxidantes (algunos de ellos exclusivos de estos organismos marinos) con lo que pueden considerarse como remedios naturales a determinadas deficiencias en el organismo, utilizados como auténticos remedios naturales. Aportan fibra vegetal, que ayuda a regular el tracto intestinal, de hecho, la mayor parte de sus polisacáridos constituyen parte de la fibra y solamente poseen trazas de azúcares absorbibles por el organismo. De las pocas grasas que contienen (<1%), la mayor parte son de aquellas reconocidas como beneficiosas, grasas insaturadas.

Por ejemplo podemos asegurar que las algas poseen más calcio que la leche, mas hierro que las lentejas, más vit E que las zanahorias o más vit C que los cítricos.

Todos estos componentes hace que existan numerosos estudios científicos que demuestran que el consumo de algas en la dieta puede ayudar a regular el sobrepeso, reduce los niveles de colesterol y azúcar en sangre, actuar de forma eficiente contra anemias, osteoporosis o carencias del organismo, facilitar la absorción de otros nutrientes y elementos elementales, o substituir la forma de asimilación de otros nutrientes conflictivos, prevenir la rinitis alérgica en embarazadas, e incluso de actuar activamente y frenar determinadas formas de cáncer (ocular, epitelial…) así como retardar el envejecimiento de piel y órganos entre otras virtudes.

Clasificación por Intensidad de Sabor

WAKAME AL NATURAL.
ESPAGUETI DE MAR DESHIDRATADO.
KOMBU AL NATURAL.
ESPAGUETI DE MAR AL NATURAL.
ESPAGUETI DE MAR PICANTE.
NORI DESHIDRATADO.
LECHUGA DE MAR DESHIDRATADA.
ALGA PERCEBE.
NORI AL NATURAL.

Clasificación por Intensidad de Textura

WAKAME AL NATURAL.
ALGA PERCEBE
NORI AL NATURAL
NORI DESHIDRATADO
ESPAGUETI DE MAR AL NATURAL
ESPAGUETI DE MAR AL PICANTE
ESPAGUETI DE MAR DESHIDRATADO
LECHUGA DE MAR DESHIDRATADA.
KOMBU AL NATURAL.